Otras partes de nuestro bienestar

Los labios son parte de nuestro bienestar, para mantenerlos no debemos mojarlos con alcohol, utilizar siempre protector solar en cualquier lugar que exista riesgo de sol excesivo como la playa, la montaña, la nieve (al igual que el resto del cuerpo), cuando comemos alimentos salados, nuestros labios se resecan, para evitarlo debemos mojarlos con agua para suavizarlos, al contrario que cuando nos bañamos en el mar, pues el efecto del agua salada en el sol no es nada bueno, en esta ocasión debemos secarlos, hemos de consumir vitaminas A, B2 y E para mantenerlos bellos, siempre que nos hagamos una foto o dar un beso hay que humedecerlos .

Otra parte que influye en nuestro bienestar son los problemas de nervios. Una planta muy recomendada para ello es la Pasiflora, esta también es conocida como flor de la pasión. Sus aportaciones sedantes ya fueron usadas en años ancestrales (las civilizaciones aztecas). Esta planta contiene flavonoides y alcaloides, que ejercen efecto en los nervios, este efecto también es actúa en el insomnio y la ansiedad.

La piel es otra parte de nuestro organismo al cual debemos prestar atención especial, pues últimamente los cánceres de piel, se están volviendo muy comunes, pero un punto positivo a favor de esta enfermedad, es que están siendo los más curables. Los lunares, pecas y verrugas, son los mayores avisos que nos dicen que algo ocurre en la piel. Las personas que son más claras de piel, deben tener una atención más especial sobre ella, sobre todo al exponerla al sol. Hay que dar un toque de atención a los bronceadores, pues no todos son los más adecuados para nuestra piel.