Miel y más miel para después del ejercicio

Cuando terminamos una dura sesión de entrenamiento en el gimnasio, de running o cualquier ejercicio o sesión que requiera grandes niveles de energía, nuestro cuerpo sólo piensa en un único objetivo: recuperar la energía lo más pronto posible.

Por ello hay que apresurarse a tomar carbohidratos simples con el fin de que el cuerpo deje de consumirse a sí mismo para reestablecer el orden, y ahí es donde debemos buscar los mejores alimentos que más se adapten a nuestras necesidades. Uno de ellos, y que sin duda es de los mejores, es la miel.

Además de ser cien por cien natural, la miel como alimento post-entreno es simplemente perfecto. ¿Por qué? Prácticamente en su totalidad está compuesta de azúcares simples que son administrados casi inmediatamente por el cuerpo, reponiendo los depósitos de energía y provocar una recuperación más rápida.

En definitiva, si te gusta la miel debes incluirla en tu dieta, y el post-entreno es el mejor momento del día donde ingerirla. Un par de cucharadas será suficiente, además de abundante líquido y más tarde, por supuesto, proteínas de rápida absorción.