Comenzar a hacer dominadas

Estamos de acuerdo que hacer dominadas no es tarea fácil, requiere técnica, concentración y una gran dosis de fuerza. Si a todo esto le sumamos que los comienzos por lo general son difíciles… tenemos el cóctel perfecto para que sea una tarea ardua en ocasiones.

Pero no tiene por qué ser así. Para comenzar a hacer dominadas cuando no se tiene la fuerza suficiente hay algunos trucos que te ayudarán a desarrollar fuerza y técncia rápidamente para que en menos tiempo del que crees, comiences a levantar tu propio peso en la barra.

Un buen truco es, por ejemplo, realizar únicamente la parte descendente del ejercicio. Es decir, situarte en la parte más alta de la barra con los brazos colocados directamente y realizar la bajada controlada, haciendo tres series de unas seis repeticiones con sus debidos descansos. Esto, es éxito asegurado.