La diabetes

La diabetes es un problema que nos perjudica en todas las opciones de la vida, aunque hoy en día, existen muchos recursos para cuidarnos y poder llevar nuestra vida sanamente.

Esta enfermedad puede dar complicaciones a largo plazo, pues con el tiempo y sin su cuidado, puede causar ceguera, causa principal de esta.

Las enfermedades renales terminales, también se deben a la causa diabética.

Las amputaciones son debidas muchas de ellas a la diabetes, sobre todo las de las extremidades inferiores.

La enfermedad vascular y coronaria aumenta su riesgo de 2 a 4 veces más.

La esperanza de vida se reduce a unos 15 años aproximadamente.

Pero no debe entrarnos el pánico, ya que todas estas complicaciones no suceden en todos los pacientes.

El control de la glucosa debe estar siempre controlado, al igual que la tensión arterial y los lípidos. Sus niveles deben ser los necesarios, aunque dependamos de fármacos, pues estar sanos es lo más importante de todo. Si así lo hacemos, si ejercemos control y actuamos debidamente con nuestro organismo, las complicaciones se reducirán al 60 al 80 % de posibilidades.

Cuando somos jóvenes, nunca se piensa en estas revisiones y controles, pero perfectamente podemos estar ya padeciéndola y los problemas se presentarán un poco tarde para su control. Cuando un adulto es diabético, no empieza de golpe esta enfermedad, sus efectos ya tienen antecedentes desde que tu organismo empieza a desarrollarse, no puede llegar a ser exagerada, pero poco a poco tendrá tendencia a serlo.