Hipotensión

La presión baja  (hipotensión) es perjudicial para el organismo, señal de que algo no marcha bien en nuestro cuerpo, por ello, hay que estar pendiente de ella y revisarla a menudo. Este mal es muy común y da muestras con desmayos sin razón, nauseas, fatiga, debilidad física, sueño, sudoración, palidez… esto es debido a que las células no reciben el oxígeno necesario ni tampoco los nutrientes, es entonces cuando se produce la pérdida de conocimiento y mareos. Los niveles de tensión se han de hallar entre 110/70 a 140/90, si es menor, estamos padeciéndola. Al igual que la tensión alta, hemos de cuidarla y vigilarla, pues aunque menos perjudicial, nos puede impedir igualmente hacer una vida normal.

Para combatirla, una buena dieta, es ideal para ello, estas dietas, se basan en frutas, leche y frutas o bebidas de extractos.

Si la prefieres de frutas, has de consumir fruta durante cinco días como máximo, sustituyéndolas por las tres comidas principales (desayuno, comida y cena). Con esta alimentación, el organismo interno, sufre una especie de regeneración de rejuvenecimiento, con ello, la temperatura corporal se eleva.

Si tu dieta favorita es la de leche y frutas, esta consiste en un período de dos semanas combinando frutas frescas (en forma de zumo) con leche. Cuando ya han pasado las dos semanas, se han de consumir cereales, frutos secos (preferiblemente nueces) y verduras crudas en las ensaladas, a parte incluimos las comidas.

Y la última dieta, la de beber extractos, consiste en  tomar zumo de remolacha cruda dos veces al día, a parte de las comidas. Se ha de tomar durante una semana para apreciar los resultados.

Fuente: linea y forma