Gimnasia en casa

bolsa ejerciciosMientras hacemos las tareas cotidianas, podemos aprovechar para agilizar nuestros músculos y endurecer aquellas zonas que queremos mantener en forma.
Es imprescindible hacer los trabajos con música porque nos da ganas de movernos, si tenemos algo de salsa o merengue, mucho mejor.
Al barrer, es importante mantener la espalda bien recta, moviendo el palo lo más cerca posible de los pies.
Al pasar la aspiradora, flexionar la rodilla avanzada ejerciendo movimiento flexor.
Para limpiar espejos y vidrios hay que utilizar indistintamente las dos manos, trabajado con movimiento circulares: manteniendo el ritmo de la música, a un lado a otro, arriba, abajo (las piernas han de estar algo separadas), quedará todo brillante.
Hacer las camas se puede convertir en un trabajo menos aburrido si lo combinamos con algún ejercicio. Si la cama no es demasiado baja, se apoyarán los brazos estirados sobre el colchón y dirigiendo una pierna hacia atrás con energía, repitiendo el mismo ejercicio con la otra pierna. 
Cuando volvemos del supermercado, guardar paquetes y latas puede volverse otro oportunidad de ejercitar nuestro cuerpo utilizando las latas o paquetes como pesa, flexionar las dos piernas para ubicar la mercadería en los estantes inferiores y estirar los brazos para colocar los alimentos en los estantes superiores.
Seguro que después de leer estos ejercicios se le ocurrirán muchos más para poner en práctica.