Cinco consejos para evitar lesiones deportivas en verano

Entrenamiento físico verano

Cuando llega el verano nos dan más ganas de hacer ejercicio, los días acompañan y ciertamente ese sol de verano nos incentiva a estar activos, ya sea para mantener el estado físico o para ponernos en forma y poder ir cómodamente a la playa. Sin embargo, hay algunas cuestiones que debemos tener en cuenta a la hora de ejercitarnos en verano: las lesiones deportivas.

Cómo evitar las lesiones deportivas en verano

Las lesiones son una consecuencia de un mal movimiento físico, por eso aquí te comentaremos algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de entrenarte:

Calentar

Antes de exigirle a tus músculos un máximo rendimiento será pertinente que los calientes, de modo de evitar torceduras o roturas que luego te impidan ejercitarte. Como consejo, te recomendamos comenzar trotando lentamente y realizar estiramientos musculares suaves. Del mismo modo al finalizar el entrenamiento para que los músculos no se tensionen y no sientas molestias.

Evitar esfuerzos excesivos

Debes conocer los límites de tu cuerpo y si pretendes tener más elasticidad, resistencia o velocidad, debes lograrlo poco a poco y con mínimos esfuerzos, puesto que si exiges más de la cuenta corres el peligro de cruzar un límite que para volver estar en condiciones necesitarás parar algunos días. Recuerda, pasos pequeños para llegar lejos.

Cuida tu alimentación

Comer saludablemente es un complemento fundamental para evitar lesiones. Es realmente importante que tu cuerpo cuente con los nutrientes necesarios para estar en óptimas condiciones antes de hacer ejercicio. Si vas a hacer actividad con intensidad, entonces necesitarás la suficiente energía para soportarlo.

Toma agua

Mantenerse hidratado a la hora de hacer ejercicio es muy importante, ya que los tejidos musculares necesitan suficiente agua para mantenerse elásticos y flexibles y de esta manera estar preparados para las exigencias del entrenamiento deportivo.