Aromaterapia, estimulante del cerebro

Muchas veces no somos conscientes de lo que influyen los olores en nuestro organismo. Notar de repente un mal olor nos hace cambiar el gesto automáticamente, y un grato aroma nos produce de inmediato una sensación de bienestar. Pero además estimulan zonas mucho más recónditos de nuestro cerebro: determinados aromas pueden transportarnos en el recuerdo a lugares o situaciones, tanto agradables como desagradables y muchas veces estas asociaciones quedan fijadas en nuestra mente para siempre.

La aromaterapia es una ciencia antigua que estudia los estímulos a nuestro cerebro –y por él, a todo nuestro organismo- mediante tratamientos aromáticos totalmente naturales.

Hay muchos elementos que se utilizan para la administración de tratamientos aromáticos, que no solo se reciben por el sentido del olfato. Los más conocidos son los aceites esenciales. Egipto, China, Persia conocían y utilizaban estos aceites para tratamientos medicinales. Los aceites se utilizan, sobre todo , por el olfato, lo más habitual es que se calienten para intensificar el aroma y ayudan a la meditación, concentración, y a restablecer nuestra armonía y equilibrio interior.

Los principales aceites esenciales  y sus beneficios conocidos son la albahaca, que se utiliza para las migrañas, dolores de cabeza u para aliviar la fatiga mental, la bergamota, alivia tensiones y ansiedad, es útil para los casos de depresión o decaimiento; nosotros la utilizamos poco, pero los ingleses, por ejemplo, la beben en té (riquísimo). Los efectos estimulantes de la canela son de sobra conocidos, hay recetas muy antiguas para fabricar esencia de canela que funciona como la jalea real, hay que consumirla en dosis muy pequeñas y produce adicción, en aromaterapia es un gran estimulante. El aroma a cedro tiene efectos sedantes y se potencia si se mezcla con la lavanda.

El eucalipto es descongestionante para los problemas relacionados con procesos respiratorios, por sus propiedades expectorantes y antiinflamatorias: asma, rinitis, sinusitis, tos, catarro, sinusitis, gripe, dolor de garganta, catarros, etc…Pero sus propiedade van mucho más allá, administrado convenientemente es un gran antiseptico para herodas con sangre, cortes, para afecciones de la piel, como llagas o acne y además ayuda a reducir el azucar en sangre a los diabéticos. Pero ojo…. Cada aplicación tiene su forma concreta de administración y el eucalipto, como muchas otras plantas de las que se obtienen aceites esenciales, puede resultar venenosa por ingesta, y tiene que ser administrada disuelta, en aceite, emplastos, pomadas, etc….