Aceite de salmón

salmon.jpgEl interés por el salmón surge al observar que los esquimales, grandes consumidores de materias grasas, tenían unas tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares bajas, así como unos niveles de colesterol especialmente bajos.

El secreto de los esquimales:

Los trabajos científicos llevados a cabo posteriormente han demostrado una determinada relación entre este hecho y el consumo regular de pescados ricos en ácidos grasos esenciales poliinsaturados de la serie omega 3, EPA (ácido eicosapentanoico) y DHA (docosahexanoico). En la actualidad, está ampliamente reconocida la influencia beneficiosa de los aceites de pescado, y más concretamente de salmón, sobre el sistema cardiovascular.

En los paises occidentales, donde se consume una cantidad insuficiente de ácidos grasos esenciales y grandes cantidades de grasas saturadas y azúcares rápidos presenta un gran interés dietético.

Ir arriba