¡Que viene la gripe!

Gracias al buen tiempo que hemos tenido por el momento, el repunte de la gripe se está retrasando este año. Las malas noticias es que a partir de esta semana entra el frío en la penísula y está previsto que los casos de gripe se disparen. Como todos los años, por otro lado. Pero como se suele decir, es mejor prevenir que curar.

¿Y cómo evitar pillar el virus de la gripe? La manera más fácil y dolorosa es vacunarse, aunque en realidad solo se recomienda a aquellas personas con riesgo de sufrir complicaciones con la gripe. Si ya lo hiciste hace varios años… de poco te valdrá, ya que el bichejo muta de año a año, inmunizándose contra las vacunas que nos metemos en vena.

Por eso, lo más recomendable es seguir unas sencillas recomendaciones, de manera que se reduzca al mínimo las posibilidades de contraer el virus:

–          Evitar el contacto directo con personas que la padezcan (parejitas, deberéis conteneros)

–          Evitar los sitios cerrados, donde es especialmente fácil  la transmisión de la enfermedad.

–          Lavarse las manos frecuentemente. Sobre este punto en particular tengo unas recomendaciones que daros, que leí una vez  en un centro de salud: hay que frotarse durante un minuto las manos con jabón si queremos matar todo lo que haya, recovecos incluidos, y después cerrar el grifo con el codo, si es que este de de palanca.

¡A cuidarse!