Varices a la vista

salud-cruzar-piernas.jpg

A toda mujer se le ha dicho alguna vez cruzar las piernas es sinónimo de buenos modales y sensualidad, aunque los médicos aseguran que dicha posición puede causar várices en aquellas personas que tienen tendencia a padecerlas .

Al colocar un muslo sobre el otro ejerce presión sobre una vena, llamada poplítea, que está detrás de la rodilla, y en consecuencia recibe sólo el 90 por ciento de la sangre que retorna de los pies. La recomendación para las personas que trabajan sentadas muchas horas al día, es que realicen movimientos hacia arriba y abajo con ambos pies para facilitar la circulación.