Toronja

toronja.jpgLa mitad de una toronja proporciona más de la mitad de los requirimentos de vitamina C de un adulto. Es recomendable ingerir no sólo el zumo sino también algo de la membrana que separa los gajos de la fruta, y también un poco de la médula blanca. Estas dos porciones contienen una cantidad apreciable de pectina, una forma de fibra soluble que puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

La toronja rosa o roja tiene un contenido ligeramente mayor de vitamina C que las variedades amarillas.

Algunos expertos opinan que todos los cítricos desmpeñan un papel importante como protección contra el cáncer, debido a que la pulpa y la médula contienen compuestos conocidos como bioflavonoides, que se cree que neutralizan las sustancias que provocan el cáncer.

Un mito popular indica que la toronja ayuda a bajar de peso debido a que tiene la capacidad de “quemar” grasa.

Algunas dietas de corta duración se basan en comer toronja y unos cuantos alimentos más; ésta es una práctica poco saludable, puesto que se necesita ingerir una variedad de alimentos para obtener toda la gama de nutrimientos que el organismo necesita para mantenerse sano.

La toronja tiene un bajo contenido de grasa y energía; consumirla como parte de una dieta con un bajo contenido de grasa es adecuado, pero ningún alimento tiene la capacidad de quemar grasa.