Recomendaciones sobre las gafas de sol

gafas.jpgEl Colegio de Óticos y Optometristas de Baleares recomienda adquirir las gafas de sol en una óptica tras conocer el elevado porcentaje que no pasan por los controles sanitarios pertinentes, pudiendo desencadenar enfermedades como la conjuntivitis, queratitis o cataratas.

Según declaraciones a Europa Press de la vicepresidenta del colegio, Marisina Marí, en una óptica queda garantizado al cien por cien que las gafas que se adquieren pasan los controles, “a diferencia de las de mercadillos, bazares o ‘top manta'”.

Tan perjudicial para la salud es llevar este tipo de gafas sin la protección adecuada que desde el Colegio aseguran que no llevarlas es mejor que utilizarlas, “porque la pupila no aprecia que entre tanta luz, se dilata y entonces permite que entren las radiaciones que la gafa de mala calidad no filtra”.
Asimismo, los rayos de sol pueden ser doblemente perjudiciales para los niños que, al no tener todas las estructuras oculares formadas, “si utilizan gafas no homologadas puede resultarles más peligroso que en los adultos”. En este sentido, Marí recuerda que anteriormente había la creencia de que las gafas solares, incluso de óptica, no eran recomendables para niños, “pero luego los estudios dijeron lo contrario”.

Además, la experta recomienda que los pequeños también lleven un gorrito o una visera, así como gafas de sol cuando estén expuestos a la radiación ultravioleta, y advierte que no las lleven cuando no estén en exterior y no reciban los rayos de luz solar. “Para los adultos, lo ideal en la playa es ideal utilizar gafas de sol y visera, que haga que la radiación no entre en los ojos”, apuntó.

En la actualidad las radiaciones solares son más dañinas que hace unos años, por el deterioro de la capa de ozono, y sobretodo entre las 12,00 y las 17,00 horas de la tarde.
Tanto el agua como la arena o la nieve reflejan el sol “y son las situaciones en las que más tenemos que protegernos, es imprescindible utilizar gafas”.
Cuando está nublado y da la sensación de no recibir la radiación solar “las nubes sí dejan pasar los rayos ultravioleta y no se puede dejar de utilizar protección”.
Demasiadas horas de exposición solar no son buenas, aunque utilicemos protección, y por ello instan a los ciudadanos a recibir recomendación sobre el filtro y tipo de gafa que mejor va a cada uno dependiendo del tipo de vida y aficiones en las ópticas oficiales.

Leído en Europa Press