Presentaron el primer decálogo para prevenir el consumo del tabaco

Las principales asociaciones de pacientes con enfermedades derivadas del consumo de tabaco presentaron hoy en Madrid el primer decálogo para la prevención y el tratamiento del tabaquismo, con el objetivo de “concienciar a la población” así como “disminuir el consumo de esta sustancia” entre los españoles.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el coordinador del decálogo, el doctor Carlos Jiménez, señaló que este conjunto de medidas contra el tabaquismo es el resultado de la llegada a un consenso “entre las sociedades médicas y las asociaciones de pacientes con enfermedades producidas por el consumo de tabaco” así como que el objeto del mismo es “la propuesta para la financiación de estos tratamientos por parte de la administración pública”.

Así, sostuvo que los principales puntos de este decálogo son, en primer lugar, que el tabaquismo es “una enfermedad crónica”, además de establecer que “existen tratamientos eficaces y seguros” que ayudan a los pacientes a dejar de fumar “que deberían ser financiados por el sistema sanitario público”.

En este sentido, el doctor Jiménez añadió que la propuesta presentada es “racional, científica y dinamizadora” con los recursos existentes a la hora de financiar estos tratamientos, y que el sistema sanitario español posee tanto elementos económicos como humanos “suficientes” para disminuir el número de fumadores en España.

Con relación a este punto, el coordinador del decálogo estimó la “necesidad urgente” de que se pongan medidas a la hora de reducir la población fumadora en nuestro país, y que la Administración cuenta con un “importantísimo” papel en este proyecto.

“Nosotros queremos que aquellos fumadores con enfermedades asociadas al consumo del tabaco reciban financiación gratuita y que ésta se produzca también para aquellos fumadores que hayan intentado dejar de fumar y no hayan podido conseguirlo porque tengan alta dependencia al consumo de nicotina”, añadió.

Seis millones de afectados
Mariano Hernández, presidente de la Asociación de Pacientes Coronarios (APACOR), y afectado cardiológicamente por el consumo directo de tabaco, mostró su satisfacción ante la presentación de este decálogo, ya que “todo lo que sea prevención es bueno y debe difundirse a todo el mundo“.

“Lo importante de todo esto es precisamente la prevención, porque la gente que tiene ya un hábito es complicado que deje el tabaco; sin embargo, a las nuevas generaciones se les puede influir con las consecuencias que derivan de este consumo”.

Por último, el presidente de APACOR alertó de que el número de afectados por patologías asciende a más de seis millones de personas en España y éstas sufren sobre todo problemas “pulmonares y de corazón, aunque hay que incluir todo tipo de derivaciones, incluso el cáncer“.