Netball, un deporte deformado del básquet

Entre todos los deportes que podemos llegar a realizar para tonificar nuestros músculos, muchos de ellos se encuentran reglamentados oficialmente, y tienen también prácticas desarrolladas por profesionales, las cuales son seguidas con interés en distintas partes del mundo. Sin embargo, el caso del netball tiene poco que ver con ello, ya que se trata de un deporte surgido específicamente por una mala interpretación de las reglas del básquet.

Este deporte, que en principio se encuentra destinado únicamente a mujeres, aunque se conoce la existencia de su práctica por parte de hombres, surgió cuando una profesora inglesa pidió la impresión de las reglas del básquet para enseñárselas a sus alumnas, pero no sólo se trataba de las reglas originales de este deporte, muy diferentes a las actuales, sino que también hubo un gran error en la lectura de las imágenes.

La cuestión es que en los planos nativos del básquet, se explica en principio que cada equipo estaba formado por nueve jugadores, y para colmo, esta persona entendió en su momento que la cancha se dividía en tres espacios de las mismas dimensiones, determinando a su vez la existencia de delanteros, medios y defensores, tres en cada posición por cada uno de los equipos, que no podían salir de ellos. Básicamente, en lo que consiste en netball.

Este deporte más bien moderno, que fue reconocido como Olímpico en 1995, aunque aún no se ha incorporado a ninguna edición de los Juegos Olímpicos, cuenta a día de hoy con sus propias reglas, y es muy jugado sobre todo por mujeres mayores, en virtud de que requiere desplazamientos más bien cortos, y que se han disminuido notablemente las posibilidades de lesiones de los integrantes de cada equipo, cuyo objetivo es hacer ingresar igualmente la pelota en un aro ubicado en la altura.

Incluso, los medios afines a este deporte destacan que, a partir de 1963 se acordó la celebración de los Campeonatos del Mundo cada 4 años, siendo el primero de ellos disputado en Eastbourne, Inglaterra. Entonces, se trata de otra interesante actividad físicas para que practiques con tus propios amigos, y por qué no, para que le agregues tus propias reglas, que a fin y al cabo así nacio el netball.