Minerales indispensables para la vida

minerales.jpgEn el organismo se encuentran más de treinta minerales distintos, la mitad de los cuales parecen ser absolutamente indispensables para la vida. Oxígeno, Nitrógeno, Hidrógeno y Carbono, conforman el 95 % del total del cuerpo. Hay otros, en diversas proporciones, que son también necesarios y que se encuentran tanto en el cuerpo humano, como en los alimentos que se ingieren.

Sodio – Cloro – Potasio
Así como son de necesarios para la vida, son también abundantemente abastecidos por medio de la alimentación, a través de la sal común o cloruro de sodio. Si bien en los lácteos, carnes, verduras y otros alimentos, estas substancias existen en forma suficiente. El ser humano tiene tendencia a abusar de ellas.

  • Sodio: Se halla en el plasma sanguíneo, linfa y líquidos que rodean a las células.
  • Potasio: Se encuentra en los glóbulos rojos y células de los tejidos.
  • Calcio: Existe principalmente en el esqueleto y los dientes. En menor cantidad en la sangre y ayuda para que pueda coagular normalmente. Regula el contraer y distenderse del corazón y los músculos. Contribuye al aprovechamiento del hierro y a la conducción de los impulsos que pasan por los nervios.
  • Fósforo: Tanto éste como el calcio se encuentran muy relacionados entre sí en el organismo. El fósforo se halla formando parte de dientes y huesos, y además, en cada célula del cuerpo. En la sangre, las sales de este elemento, colaboran manteniendo la alcalinidad normal. El fósforo debe serle provisto al cuerpo a través de los alimentos en proporción similar al calcio.
  • Magnesio: El esqueleto es la parte del cuerpo que contiene mayor proporción (70% del total). El otro 30% lo encontramos en líquidos del organismo y tejidos blandos. Un cuerpo adulto, de contextura normal, contiene 30 grs. de magnesio. Cumple un papel importante en la composición de los huesos, funcionamiento de los músculos y sistema nervioso.
  • Oligoelementos: Hay otros minerales que son indispensables para la salud, pero en ínfimas cantidades. Muchos de ellos son parte de enzimas o fermentos y reciben el nombre genérico de “oligoelementos”. Dentro de ellos están: cobalto, zinc, molibdeno y el flúor.
Ir arriba