La soledad eleva el riesgo de enfermedades

soledad.jpgUn nuevo estudio científico asegura que el sentimiento de soledad impacta en los genes, baja las defensas y eleva el riesgo de sufrir enfermedades como cáncer, infartos e infecciones.

“Demostramos que el impacto biológico de la soledad se mete dentro de los procesos internos más básicos del organismo, en la actividad misma de nuestros genes”, dice Steve Cole, miembro del Centro de Psiconeuroinmunología de la Universidad de California, autor de la investigación sobre los efectos del aislamiento social.

La investigación determinó que “los cambios en la expresión genética dentro de las células relacionadas con el sistema inmune se vinculan de manera específica con la experiencia subjetiva que las personas tienen de su soledad”, y que esas diferencias son independientes de otros factores de riesgo como el estado de salud, la edad, el peso.

Uno de los mayores logros de este trabajo, recientemente publicada en el Journal Genome Biology, es que demostró que la sensación de soledad es más perjudicial que la soledad en sí misma. “Los resultados no dependieron ni dependen de a cuánta gente conoce alguien, sino de a cuánta gente alguien siente cerca suyo en determinado momento”, aseguró el experto.

Otro investigador, John Cacioppo, psicólogo de la Universidad de Chicago, publicó en agosto los resultados de un trabajo que muestra cómo las malas experiencias en el organismo de los solitarios se acumulan con el tiempo, bajan las defensas y llaman a las enfermedades, tanto a las de origen externo (como una vulgar gripe) como interno (enfermedades autoinmunes, aquellas en las que las propias células del organismo atacan a la persona).

También se ha comprobado que las personas que están y que se sienten solas tienen dos veces más posibilidad de desarrollar el tipo de demencia que desencadena el mal de Alzheimer.