La risa saludable

Hay un síntoma en nuestro organismo que puede hacernos feliz e incluso mejorar nuestra salud, nos referimos a la risa.

Al reírnos segregamos más adrenalina, algo que potencia la creatividad y la imaginación.

Con la risa, el cerebro produce endorfinas, las cuales son sedantes y actúan como drogas naturales, es por ellos que nos sentimos tan bien al reírnos. Estas drogas naturales están comparadas con la morfina y la heroína, pero son todavía más fuertes que éstas y no perjudican, al contrario, son benignas, gratuitas y sin efectos secundarios. Es recomendable reírse cinco o seis minutos seguidos para producir en nuestro cuerpo un efecto analgésico.

Con las carcajadas se ponen en marcha más de 400 músculos, además del estómago, el cual, solo se pone en movimiento a través de la risa.

Este movimiento actúa como masaje, pues la columna vertebral y las cervicales se estiran, relajan y liberan las tensiones. El bazo se estimula, se expulsan las toxinas, se facilita la digestión con el movimiento del diafragma.

También se produce una limpieza, pues los ojos lloran a la vez que se lubrican, se despejan la nariz y el oído.

La piel se oxigena más, pues al reírnos, cogemos mucho más aire, exactamente el doble de lo normal, de ahí podemos deducir la equivocada idea de que reírse produce arrugas, pues es todo lo contrario, ya que tonifica nuestro rostro.

Sonreír es vivir saludablemente, es algo que nos regala la vida y nuestro cuerpo, una acción gratuita que nos dará felicidad.