La importancia de la respiración

Piénsalo bien: el cuerpo funciona con oxígeno, las células están en constante regeneración y procesos químicos, y para esto se necesita una llegada de oxígeno constante y contínua. Por ello mismo, cuando sometemos al cuerpo a grandes esfuerzos como en deportes de cierto nivel, es muy importante tenerlo en cuenta.

Por ejemplo, cuando corremos el cuerpo aumenta constantemente su ritmo cardíaco para llevar oxígeno y sangre fresca a todas las partes del cuerpo, y para que este proceso sea efectivo la respiración debe ser sencillamente, perfecta.

¿Qué entendemos por respiración perfecta? Lo ideal es mantener un ritmo de respiración constante y acorde al nivel del ejercicio que estemos realizando. Por ejemplo, si corres rápido debes inspirar y espirar rápidamente, y todo esto por sus respectivos orificios. Es decir, inspirar por la nariz, espirar por la boca.

El respirar bien y de forma correcta es el primer paso para un buen entrenamiento y mejor nivel de salud, así que… ¡no lo olvides!