Guía de la Espalda: busca tus objetivos

Para construir una buena casa, hay que comenzar por levantar los cimientos, hacerlo a su debido tiempo y por supuesto, asegurarse de que cada pilar principal es construido e instalado con el máximo cuidado posible. Al fin y al cabo, la base es lo más importante, ¿no crees?

Con la espalda ocurre lo mismo, y es que antes de buscar qué quieres modificar de tu espalda, primero piensa exactamente qué necesitas. ¿Buscas más volumen o mayor definición? Son dos términos totalmente distintos y que al fin y al cabo se deben complementar el uno con el otro. Ahora bien, hay que saber cuándo estar en cada etapa.

Y eso es lo que debes concretar. Debes decidirte entre un mayor tamaño y volumen muscular, o más definición y fuerza muscular. Puedes centrarte en ambos objetivos, pero es un progreso mucho más lento y costoso, por lo que normalmente se suele acceder a crear primero volumen, y después definir y conseguir fuerza.

La razón para esto es que los ejercicios y la manera de trabajar varía mucho del objetivo que se tenga establecido. Tanto si quieres volumen como fuerza, nosotros te explicaremos en secciones divididas qué hacer en cada apartado. Ya que una vez que defines tus objetivos, sólo queda comenzar a trabajar.