Evitar las actividades físicas bajo el sol en verano

Cuando llegan las épocas de calor más intenso, en el verano pero en algunos casos también en primavera, los médicos comienzan a aconsejar a las personas que si bien es conveniente realizar actividad física, lo ideal es no hacerlo al alcance de los rayos solares. De esta forma, vamos a analizar cuáles pueden ser las consecuencias de no evitar que el sol nos dé directamente.

Para comenzar, podemos decir que, concretamente, los especialistas sostienen que es conveniente no realizar ningún tipo de deporte, al alcance de los rayos solares, entre las once de la mañana y las tres o cuatro de la tarde, dependiendo la temperatura del momento, y aunque pueda parecer menos importante, la zona del mundo donde nos encontremos.

Además, y más allá de que alguna vez, por una cuestión de nuestros tiempos, no hayamos podido evitar tener que realizar deporte debajo del sol, los dermatólogos, por caso, hacen hincapié en la necesidad de que la situación no se esté repitiendo de forma constante, ya que se trata de un elemento acumulativo, que puede ir dañando la piel cada vez con mayor facilidad.

Es por ello, de hecho, que el cáncer de piel ha aumentado en la última década, y los expertos no dudan en afirmar que la prevención debe comenzar en la infancia, ya que muchos pequeños se predisponen a estos casos cuando recién están comenzando a tener conciencia de sus cuerpos, y quieren hacer de todo para verse bien, aprovechando el tiempo para realizar ejercicio y de paso, broncearse.

Todo el tiempo estamos siendo irradiados y lamentablemente esta situación es cada vez peor, considerando que se amplió el agujero de la capa de ozono, por eso no se puede dejar de recomendar a las personas que eviten los deportes al aire libre, en verano, en los horarios señalados, lo que de hecho hará que su piel se vea mucho mejor que de costumbre.