Dieta y ejercicio físico, una solución saludable

Artículo exclusivo elaborado por el equipo de EntrenaTech, que nos ofrecerán cada semana consejos de su equipo de entrenadores profesionales. Todo un lujo y un placer para Medios y Redes y los lectores de OpenSportlife

dieta

Actualmente en nuestra sociedad ha cobrado muchísima relevancia el culto al cuerpo, la exaltación de la imagen coporal por encima de otros muchos valores. Los medios de comunicación no hacen actualmente sino bombardear con anuncios de modelos con cuerpos 10, de series en las que priman chicos y chicas guapísimos y delgadísimos, cremas antiedad…

Es algo innegable que a través de la dieta y el deporte podemos modificar nuestra imagen corporal haciéndola más saludable, encontrándonos mucho mejor con nosotras mismas. Muchos autores afirman que una persona de 65 años que haga ejercicio físico a diario y coma de forma saludable tiene una mayor capacidad física y vital que una persona de 45 años que no realiza ninguna actividad física. Estamos hablando de retrasar muchas variables del envejecimiento casi 20 años.

El ejercicio físico moderado y prescrito por un especialista en educación física junto con un control en la dieta puede llevarnos a mejorar nuestra salud y calidad de vida.

training

Sin embargo, no es fácil alcanzar nuestros objetivos en un corto espacio de tiempo, es decir, no sólo con practicar ejercicio físico de forma esporádica 1 día o dos a la semana y ponernos a dieta en un mes vamos a reducir peso o a tonificar nuestro cuerpo. También es muy importante el tipo de ejercicio realizado, ya que el ejercicio físico al igual que la dieta debe ir encaminado al tipo de objetivo que pretendemos cumplir. Para la reducción de la masa corporal prevalece el ejercicio de tipo aeróbico de mediana duración y media-baja intensidad. En este tipo de ejercicio podemos incluir rutas en bici, caminando corriendo, aeróbic

No debemos dejarnos engañar por las dietas milagro, y por productos de venta en gimnasios que prometen ganar “músculo” o “adelgazar en semanas”. Muchos de estos productos tienen efectos perjudiciales para nuestro organismo no contribuyendo en la mejora del estado físico.

Nosotras debemos tomar consciencia de nuestra imagen corporal y fijarnos los objetivos que deseamos alcanzar poniéndonos siempre en manos de especialistas, ya que se requiere un plan individualizado de dieta y entrenamiento que se adapte a nuestros intereses y características. No obstante, debemos ser conscientes de que el ejercicio físico debe hacerse de forma continuada a lo largo de los años al igual que llevar una alimentación y tipo de vida saludable. No debemos obsesionarnos con conseguir cuerpos 10 imposibles sino estar contentas con nosotras mismas realzando valores que refuercen nuestra personalidad haciendo hincapié en nuestros puntos positivos. Es así que la adquisición de hábitos deportivos y de alimentación saludables repercutirá en el bienestar personal.