Dieta anti-gripe


Si necesita reforzar su sistema inmunológico antes de que comience el invierno, reemplace en su dieta algunas de estas combinaciones.

El desayuno puede reemplazarlo por:

  • Un jugo de pomelo, té con miel y tostadas integrales con queso magro.
  • Jugo de naranjas y limón, té de hierbas con miel.
  • Jugo de uvas, copos de maíz, o arroz con yogur natural y miel.
  • Jugo de cítricos, leche descremada con miel y cereales tostados.
  • Jugo de limón y pomelo con miel.
  • Yogur con frutas a elección y miel.

A la hora del almuerzo, puede elegir una de las siguientes opciones:

  • Ensalada de espinaca con ajo, pescado con limón al horno.
  • Guiso de lentejas, ensalada de cebollas con limón.
  • Brócoli al vapor, con ajo y aceite de oliva.
  • Ensalada de atún con cebolla, arvejas y zanahoria rallada.
  • Ajíes rellenos con milanesa de soja, cocinadas al horno.
  • Tarta y caldo de vegetales.

Para la merienda, incluya:

  • Yogur natural con cereales y miel.
  • Ensalada de frutas.
  • Té de hierbas y tostadas integrales con miel.
  • Ensalada de uvas y kiwis.
  • Té con leche. Tostadas con queso magro.
  • Ensalada de frutas con copos de cereal.

Y para la cena puede preparar los siguientes platos:

  • Tomates rellenos con arroz integral.
  • Sopa de verduras con avena.
  • Ensalada de apio y manzana verde con limón, una presa de pollo a la parrilla sin piel.
  • Sopa crema de cebollas.
  • Calabacín con cebolla y queso de rallar, gratinado al horno. Sopa de tomates.
  • Cazuela de pescado, condimentada con abundante ajo.

Elija cada día una combinación diferente y su organismo podrá sortear los distintos virus y bacterias que lo afectan durante el invierno.