Cuida a los niños del sol

proteccionsol.jpgEl sol es una fuente de salud que acompaña a la mayoría de las actividades que desarrollan los niños, pero en exceso puede provocarles efectos negativos.

Los efectos nocivos de los rayos solares son acumulativos. Dado que la mayor exposición al sol se produce de los 0 a los 18 años de edad, es crucial que los padres tomen conciencia sobre los peligros del sol y actúen para proteger la salud futura de sus hijos desde el nacimiento.

La iniciación temprana en conductas de cuidado y protección frente al sol, puede disminuir el riesgo de un niño a desarrollar cáncer de piel.

Para proteger eficazmente a los niños mientras disfrutan al aire libre, hay que tener en cuenta algunas medidas de fotoprotección fundamentales:

  • Controlar las actividades al aire libre durante las horas de mayor radiación solar, entre las 11 y las 16 horas.
  • Enseñar a los niños la Regla de la Sombra: Si su sombra es más corta que ellos mismos, los rayos solares están en su mayor fortaleza, y es más probable que se quemen.
  • Proteger a los niños con gorra y camiseta seca y opaca.
  • Utilizar gafas de sol oscuras homologadas, que filtren las radiaciones UVA y UVB.
  • Utilizar una crema con filtro solar frente a los rayos UVA y UVB, con un factor de protección mínimo de 15.
  • Aplicar la crema fotoprotectora 30 minutos antes de la exposición, especialmente en la nariz, las mejillas, las orejas, los labios y otras zonas que no cubra la ropa.