Chi Running: ¿Cómo es meditar mientras corremos?

chi-running
Fuente: Chi Running

Correr es una actividad que algunas personas les resultan realmente placenteras. Es una forma de jugar con la velocidad y el tiempo. De este modo, el entrenamiento corriendo, también conocido como “running” se ha vuelto una excelente opción para hacer meditación al mismo tiempo. Descubre el Chi Running a través de los siguientes pasos.

Evita el dolor a la hora de correr

Debes ser consiente del ejercicio que estas realizando y de las exigencias que le pones a tu cuerpo. El objetivo, es combinar las técnicas de relajación del taichí con el running, y así llegar a un estado de conciencia que nos permita canalizar nuestras energías dejando que el entrenamiento fluya y así evitar las lesiones del cuerpo.

Adopta los siguientes hábitos

Para lograr hacer deporte sin dolor debes controlar algunos aspectos fundamentales como la postura y la respiración. Debes tener en cuenta que todo el tiempo nuestra mente es el elemento fundamental y debes usar óptimamente la fuerza para llevar a cabo una buena sesión de Chi Running. Enfócate en el entrenamiento.

Para una buena respiración, debes hacerlo de forma igual que en el taichí. Como consejo, debes respirar profundamente para otorgarle a tus pulmones todo el oxígeno necesario para lograr una mayor resistencia, por supuesto sin sobre exigirle.

Procura comenzar con un ritmo suave para ir aumentando poco a poco a medida que tu cuerpo se vaya acostumbrando a la práctica. Y si es necesario, detente a descansar cuantas veces sea necesario para sentirte a gusto con el entrenamiento.

Finalmente, en cuanto a la postura, debes procurar llevar el cuerpo ligeramente inclinado hacia delante con los músculos completamente relajados, de modo de no generar futuras lesiones por malos movimientos y de esta forma lograr un óptimo equilibrio entre la respiración que necesitas y la fuerza que realizarás al llevar a cabo el Chi Running.

Fuente: Deporte y Salud