Adiós a las grasas, mediante infusiones

Decirle adiós a las grasas mediantes infusiones, hoy es posible. Nada mejor que recurrir a la homeopatía que nos brindará detalles de las hierbas para derrotar a esos kilos de más.
Para ingerir un té de hierbas, coloque 1 cucharadita de hierba en una taza y vierta sobre ella agua hirviendo.
Deje en reposo unos minutos, cuele la preparación y beba el líquido. Si lo prefiere dulce, agregue algún edulcorante.
Veamos las características de algunas hierbas.
  • Bardana: Diurético y depurativo, el té de este yuyo colabora con el descenso de peso y con la belleza de la piel. Con una taza diaria, se eliminarán las toxinas que afean el cutis e impiden el correcto funcionamiento del organismo.
  • Hisopo: Otro de los reductores que la naturaleza nos brinda. En forma de infusión, esta hierba proporciona importantes descensos en lo que a grasa corporal se refiere.
  • Centella asiática: Conocida por sus positivos efectos sobre la circulación sanguínea, esta hierba anticelulítica borra paulatinamente la piel de naranja, dejándola suave y con menos pozos e imperfecciones.
  • Fucus: El fucus es el adelgazante por excelencia. Actúa contra la obesidad y el hipotiroidismo.