Relación entre agujetas y resultados

Fuente: transformer.blogs.quo.es/

Las agujetas es uno de esos argumentos habituales que algunos utilizan para demostrar las eficacia de un producto o sistema de entrenamiento. A mayor grado de agujetas, mayor esfuerzo has realizado y mejor ha sido el entrenamiento. Este sistema, evidentemente, se suele utilizar cuando se carece de argumentos de más peso, ya que realmente es un mito, no hay relación entre las agujetas y el resultado.

Fuente: transformer.blogs.quo.es/
Fuente: transformer.blogs.quo.es/

Hay muchas personas que no tienen agujetas después del entrenamiento por su genética o que les impide tenerlas con facilidad, entonces basándose en este mito pueden llegar a considerar que deben esforzarse más, pero no es así.

Pero realmente , ¿qué son las agujetas? Hay varias teorías al respecto. La más aceptada es que son microrroturas de fibras musculares, es decir, el dolor muscular y la inflamación se producen debido al número de microfibras rotas durante la práctica del ejercicio; y otra de las teorías es la de incrementación de la temperatura localmente en los músculos, es decir, durante el ejercicio el musculo se calienta produciendo microlesiones.

La duración de las agujetas es variable en las personas, suelen empezar a las 6-8 horas de haber practicado ejercicio, y pueden durar hasta 48h, más incluso si el estrés al que hemos sometido al sistema supera con creces nuestro umbral de tolerancia.

Tampoco todos los músculos sacan las mismas agujetas. Hay músculos que siempre tienen más agujetas que el resto ante misma intensidad de entrenamiento. Además, las agujetas son habituales en deportes de resistencia. La ciencia nos dice que en estos casos el organismo responde aumentando la economía de sus recursos, la eficiencia en la obtención de energía, lo que se traduce comúnmente en menos masa muscular y no al revés.

No obstante, también hay que decir que las agujetas desaparecen conforme aumenta la frecuencia de entrenamiento y la repetición de los mismos ejercicios.

Por tanto, la recomendación de hoy es no hacer caso a “habladurías”, entrena con cabeza, no es necesario tener agujetas para rendir más. Realmente la constancia lo es todo, eso si es efectivo.