Los errores más comunes en el cuidado del cabello

extensiones.jpg

Con el pelo solemos equivocarnos y mucho. Los estilistas Oscar Colombo y Claudio Cerini nos recuerdan algunos de los errores más comunes:

  • Atenderse sola. “Hay mujeres que no tiene noción y siguen los consejos de los que buscan vender, en lugar de asesorarse con un peluquero. Entonces compran una crema para rulos “con efecto lacio”, y el pelo no le queda lacio. Esto resulta contraproducente hasta para el producto en sí. Porque está mal aplicado y mal aconsejado”.
  • Elegir mal. “Somos muy autodidactas para cuidar el pelo. No pedimos consejos. A menudo, por una cuestión económica, compramos barato sin pensar en las consecuencias. Y lo barato sale caro. Terminás comprando un segundo producto para arreglar lo que hizo el primero”.
  • Abusar de los productos, pensar que más cantidad es mejor. “cuando el producto es bueno y penetra, se absorbe hasta un punto. El bulbo piloso toma hasta ahí, no más, por más que lo untemos”.
  • No respetar los ciclos del pelo. Y tampoco terminar de conocerlo. “Algunas personas tienen las puntas secas y el cuero cabelludo graso. Entonces no tiene que usar ni un champú para pelo seco ni para el pelo graso, sino uno dúo. Tampoco hay que usar un champú anticaspa toda la vida porque una vez se tuvo caspa.La caspa es un hongo que se combate a los 15/20 días. Después conviene elegir un champú de acuerdo al estado del pelo. Porque el cabello cambia según el tipo de alimentación”.
  • No cortarse seguido. “El pelo se debe cortar cada 45 días. La fibra capilar y las puntas se gastan y florecen con la planchita y los secados. Hay que renovarlos como se poda una planta. También hay que hacerse color cada 25/30 días, ya que la coloración perdura entre ocho y diez lavados. Cuando se tiene color, se lavan las proteínas de la tinta y se seca al día 14. La que no se tiñe cada dos meses, va a tener el pelo seco y esto resulta poco atractivo. Cuando el pelo está seco y sensibilizado, aplicar una máscara, ampollas, o un tratamiento más profundo”.
  • Ir contra la naturaleza. “No se puede ir en contra del tipo de pelo. Hay que aceptar lo que a cada uno le tocó. Un pelo lacio se puede hacer rulos con la bucleadora, optar por un peinado quebrado. Una con rulos puede peinarse con planchita, pero no pretender vivir lacia. Es mejor aceptar y aprender a convivir con el propio look“.
  • No adaptar las tendencias a la edad. “No hay que pelearse con los años. Hay mujeres de 40 con extensiones, con el pelo casi a la cintura como si tuviera 20. No las favorece. A cualquier edad podés estar a la moda. Siempre hay una para cada edad”.
  • Intentar evitar el estilo de una famosa, más allá de las características personales. “Hay que buscar el look propio, no el de otra. Cada uno tiene que adaptar lo que mejor le queda”.