Guía de los básicos: Peso Muerto a piernas rígidas

La imagen es una ilustración muy simple, pero enormemente efectiva y fácil de comprender. Si el Peso Muerto es un ejercicio básico que sólo unos pocos pueden realizar de manera tremendamente bien, la variante de piernas rígidas puede llegar a ser aún si cabe, mejor.

A diferencia de original, el piernas rígidas está orientado a trabajar los femorales y los glúteos, ya que gracias a la posición del cuerpo la mayoría del peso recae sobre la parte trasera de las piernas. Ahora bien, ¿cómo hacerlo correctamente?

En un principio la ilustración lo deja claro: de pie, piernas rectas y los brazos por delante, comienza a bajar el peso a la par que, en caso de que no tengas flexibilidad suficiente, doblar un poco (sólo levemente) las rodillas, y continúas bajando siempre con la cabeza erguida y mirando hacia adelante, jamás hacia abajo.

Una vez estés abajo, aguanta dos segundos y realiza el movimiento a la inversa, siempre controlando el peso y en ningún momento doblando la espalda. Si esto pasa, no dudes y tira la barra al suelo… porque te puedes hacer mucho, mucho daño.

Su uso es sencillo y su efectividad enorme, ya que además de trabajar las piernas de una manera brutal, también entran de pleno los lumbares, la espalda y todos los brazos, ya que con altas cargas (80 o 100 kilos para principiantes avanzados), son los brazos los que hacen de gancho, por así decirlo.