El primer paso para adelgazar: desayunar

Seguramente te habrás dado cuenta de que mucha gente que quiere perder peso lo primero que hace es dejar de comer a lo loco, no respetar las comidas ni los tiempos y por supuesto, en muchos casos no desayunan prácticamente nada, levantándose y yendo directamente al trabajo.

Ahora la pregunta es, ¿esto está bien? La respuesta es muy rotunda: no. Hay que desayunar, y es que la primera comida del día es la más importante, por muchas razones, y entre ellas se encuentra que así podrás perder peso y encontrar antes tu objetivo deseado.

Los principales motivos que conectan el hecho de desayunar con el de adelgazar son muchos: lo primero, activa el cuerpo y el sistema digestivo, regulando el metabolismo (que es la velocidad a la que el cuerpo produce reacciones químicas para usar la energía), y además sube la temperatura de nuestro cuerpo.

¿Qué tiene de beneficioso todo esto? Gracias a que aumenta la temperatura y activas el cuerpo, éste necesita mucha energía para regularse por sí mismo, y aunque parte de estas energías las saca de lo que comes en el desayuno, también lo hace de la grasa almacenada.

Además, la falta del desayuno hace que el cuerpo reduzca el metabolismo por lo que se reducirá la quema de calorías y de grasas, y todo esto sin contar el malestar y la falta de fuerzas durante el día por haberse saltado la comida más importante. ¿Conclusión? ¡Desayuna! Y elige bien los alimentos para tomar.