El número de diabéticos en el mundo rondará los 400 millones en 20 años

diabetes.jpgLa diabetes afecta a 240 millones de personas mundialmente y se espera que este número se incremente “dramáticamente” hasta los 380 millones para 2025, según la vicepresidenta de la Federación Internacional de Diabetes (IDF) y presidenta de la Federación de Enfermos Europeos de Diabetes, Anne Marie Felton.

Felton, que colaboró en un seminario para la prensa organizado por Bayer Health Care en Basilea (Suiza), recordó que cada diez segundos una persona muere a causa de la diabetes y a otras dos se les diagnostica la enfermedad. Asimismo, afirmó que ésta es una enfermedad potencialmente catastrófica cuya solución “requiere la implementación de planes de todos los gobiernos de la unión Europea”.

De esta forma, Felton demandó una mayor concienciación global acerca de esta enfermedad crónica, un reconocimiento social, humanitario y económico y la priorización en el cuidado de las personas que la padecen. Asimismo, instó a los gobiernos a investigar y desarrollar estrategias preventivas y a un mayor reconocimiento de los grupos más necesitados.

Por otra parte, Felton invitó a la prensa a “escribir y hablar” sobre la diabetes para contribuir con la campaña de concienciación y conseguir el soporte el soporte de los gobiernos para que se desarrolle una resolución de las Naciones Unidas sobre esta enfermedad de la sangre. Además, alertó de que “si la sociedad no se ocupa, ésta fallará a las posteriores generaciones”.

El presidente de Bayer Consumer Care, Roberto Parotelli, explicó que la diabetes es un problema en países en desarrollo “donde el progreso económico está llevando consigo enfermedades provocadas por los estilos de vida, como por ejemplo la obesidad, pero no la sanidad necesaria para garantizar un cuidado médico propicio”.

Parotelli señaló los casos de China e India, que actualmente poseen 40 millones de diabéticos, el de Sudamérica, cuya cifra de afectados por esta enfermedad va a doblarse, y los Emiratos Árabes y Arabia Saudí, cuya tasa de diabetes en la población adulta oscila entre el 16% y el 20%, mientras que en los Estados Unidos es del 5%.

Leído en EUROPA PRESS