Curiosidades de los jabones para oler bien

salud-jabones-perfumados.jpgPerfumados, neutros, hidratantes, relajantes…a los jabones no les falta imaginación. Redondos, cuadrados o líquidos, los hay para satisfacer todo tipo de clientes. Pero veamos algunas curiosidades.

La piel es un órgano de comunicación entre el mundo exterior y nuestro mundo interno, y para mucha gente sentirse bien, cómodo, sólo puede ocurrir con la propia percepción de verse y olerse bien. Además, las relaciones interpersonales dependen en gran medida de la apariencia física de la piel.

Los jabones son preparaciones hechas para estar en contacto con la piel, principalmente para limpiarla. Aunque también para perfumarla o protegerla con la intención de conservarla en buenas condiciones, cambiar su apariencia o corregir olores emanados del cuerpo.
Estos agentes limpiadores y emulsionantes, actúan generalmente por la acción de una sustancia llamada álcali líquidos que reacciona con grasa o ácidos grasos de origen animal o vegetal como el aceite de oliva, el coco, las almendras y maní, entre otros.
Se los fabrica mediante el proceso de saponificación que consiste en calentar las grasas y aceites hasta que reaccionan con el álcali.
La mayoría de los jabones se hacen con grasa animal. Además de ser más esconómicos, se produce un jabón de gran duración. Sin embargo, estos jabones a menudo secan la piel y pueden producen irritación.