Cuidado con las articulaciones

Si has llegado a un punto en el que entrenas con pesos relativamente importantes, antes de nada debemos darte la enhorabuena, y es que utilizar grandes cargas en ejercicios como sentadillas o peso muerto, no es algo que puedan hacer todos.

No obstante aparte de una perfecta técnica requerida para estos ejercicios, ten en cuenta que los huesos también forman parte imprescindible en estos movimientos para levantar las cargas, y especialmente las articulaciones. No se suelen tener en cuenta, y esto es un grave error.

¿Por qué? Básicamente si una articulación falla, como por ejemplo las rodillas en sentadillas, puedes tener serios problemas. Hoy te vamos a dar unos breves y sencillos consejos para que los utilices en tu entrenamiento regular, y que ten por seguro te ayudarán a tener más seguras tus articulaciones:

  • En las sentadillas, mantén las rodillas siempre fijas, y cuando decimos siempre, es siempre. Nunca las tengas por delante de tus pies una vez estés bajando el peso, ya que de lo contrario es lesión asegurada.
  • En las aperturas en banco plano, no es necesario que estires al cien por cien los brazos. Si mantienes un mínimo ángulo de giro aunque estés en la posición más arriba, tendrás los codos asegurados.
  • En las extensiones de triceps en polea, siempre los codos pegados al cuerpo. Estamos de acuerdo en que en alguna ocasión para levantar un peso extra podemos permitirnos el lujo de separarlos un poco y tirar con más partes del cuerpo, pero en muy pocas ocasiones y siempre que te lo puedas permitir
  • Toma cartílago de tiburón. Ayuda a fortalecer huesos y articulaciones, y se toma fácilmente en cápsulas