Consejos para entrenar bajo mayor presión

entrenamiento en altitud

Una de las cuestiones que debes tener muy encuentra cuando comienzas a entrenar realmente fuerte, es que no es lo mismo hacerlo en el parque de tu pueblo, que buscar condiciones extremas para poder fortalecer tus músculos y mejorar tu aspecto aeróbico. Por eso, a continuación, queremos traerte algunos interesantes consejos que te pueden ser sumamente útiles para cuando entrenes, por ejemplo en la montaña.

Lo primero que debes saber acerca de esta disciplina, que es conocida en el mundo entero como “entrenamiento en altitud”, es que la misma suele ser utilizada por aquellas personas que realizan una rutina más bien semejante a la del llano, pero llevándola a sitios que se encuentran varios cientos de metros por encima del nivel del mar, para luego mejorar su rendimiento una vez que regresan a su sitio de origen.

De este modo, tienes que considerar que, cuanto más alto subamos, más presión atmosférica sufriremos, por lo que las precauciones deberán ser también mayores. Por eso, cuando estés muchos metros por encima del nivel del mar, a partir de los 1.500 aproximadamente, conviene que tengas los mismos cuidados en reposo, dado que se trata de una situación atípica para nuestro cuerpo.

Por este motivo, antes de comenzar con el entrenamiento en su mismo nivel que en el llano, los especialistas recomiendan que llevemos adelante un período de adaptación a la altura, que debe durar entre 3 y 5 días en los que apenas si tenemos que hacer esfuerzos físicos, para priorizar que nuestro organismo se adapte a la falta de oxígeno que sufriremos.

De igual modo, tienes que considerar controlar tu peso con frecuencia e incrementar la duración de los descansos, en horas. Incluso, la adaptación total no se lleva adelante sino hasta seis semanas después de que nos hemos establecido en estos sitios, por lo que las precauciones deben mantenerse en ese período.