Cómo acertar escogiendo un entrenador personal

Todos los que queremos conseguir nuestros objetivos estéticos de forma física o mejorar nuestro rendimiento deportivo en el menor tiempo posible contratamos o nos hemos planteado contratar los servicios de un buen entrenador personal.

entrenador personalEsta decisión no debe tomarse a la ligera. Para saber quien es la persona o empresa adecuada para motivarnos y garantizar el cumplimiento de nuestros objetivos en el menor tiempo posible hoy os traemos algunos consejos a tener en cuenta.

Si disponemos de los recursos económicos necesarios y podemos pagar un mínimo de 50€/sesión de entrenamiento, lo ideal es un entrenador presencial, aunque si entrenamos 4-5 veces por semana esto nos supondría unos 1000€/mes, algo que la mayoría no nos podemos permitir. La solución en este caso es contratar los servicios de entrenadores personales titulados con años de experiencia y reconocidos en el sector que ofrecen sus servicios online de forma muy económica.

Uno de los líderes en dicho servicio y con mayores índices de satisfacción son onlinepersonaltrainer.es, una empresa formada íntegramente por entrenadores personales titulados con más de 10 años de experiencia en sus respectivas disciplinas, habiendo ayudado desde el 2010 a más de 2800 personas a conseguir sus objetivos de fitness, culturismo, superar pruebas físicas para oposiciones, recuperar la figura tras un embarazo, perder peso y mejorar el rendimiento en prácticamente cualquier deporte por una cuota de 32€/mes.

Desde esta web nos han enviado estos consejos para acertar escogiendo un entrenador personal:

1. Fijarse bien si el entrenador en cuestión es titulado y la experiencia que tiene tanto en años como en relación a la disciplina que tendrás que desarrollar para conseguir tus objetivos.

2. Que te ofrezca un plan integral de alimentación, entrenamiento y en caso de ser necesaria, suplementación.

4. Resolución de dudas sin límite y en el menor tiempo posible.

5. Sin permanencia mínima. No olvides leer la letra pequeña tras el precio mensual por el servicio.

6. Revisión de resultados mediante fotografías, peso y marcas cada 15 días como mínimo.

7. Cambios de la dieta, el plan alimenticio y el entrenamiento como mínimo a las 4-6 semanas.

8. Cuestionario inicial para conocer tus objetivos, gustos alimenticios, entrenamiento realizado hasta la fecha, condición física, fotografías para conocer tu estado actual de forma, marcas, lesiones, enfermedades…

9. Buena capacidad comunicativa: tu entrenador debe saber y querer transmitirte a la perfección cómo realizar el plan de entrenamiento y de alimentación así como resolver las dudas que te puedan surgir.

10. Motivación: debe saber levantarte el ánimo en esos días bajos, felicitar tu buen trabajo y disciplina y darte el toque de atención cuando te lo saltes.

Así que ¡no te olvides! Antes de contratar tu entrenador personal tendrás que hacerle el examen para asegurarte que es la persona idónea para conseguir tus objetivos.

Y tú, ¿estás de acuerdo con la lista? ¿Qué puntos añadirías al examen?