La masa muscular

Las personas, cada vez más, nos mentalizamos sobre una vida sana y equilibrada, muchos optan por dietas saludables, otros por el ejercicio, y todo es conveniente y bueno para el organismo.

Las rutinas del ejercicio, del gimnasio, no es tarea fácil. Para aumentar el volumen muscular, se requiere mucho sacrificio, sin embargo, para esas horas de gimnasio, hemos de buscar un buen aliado, se trata de la nutrición adecuada.

Alimentación y actividad, siempre van unidas, si se hace deporte, se ha de adecuar la dieta que se necesite. Para aumentar la masa muscular, la dieta, todavía será más específica.

Las proteínas, nos ayudan en este aumento de músculos. Cuando se levanta peso, lo que ocurre, es que se consumen proteínas, para ello, hemos de consumir raciones extra de ellas, de esta forma se contrarresta con el consumo de pollo, pescado, lácteos y huevos. Dos o tres claras de huevo al terminar la rutina del ejercicio, te ayudarán  a que la proteína se convierta en músculo. El huevo, es excelente para convertir las proteínas en masa muscular.

Los carbohidratos, se queman muy rápido en el organismo y no quedan almacenados. Espaguetis, lentejas, habas, yogur… son muy indicados para ello, se consigue así estar bien alimentado y contener las vitaminas y minerales esenciales que se necesitan diariamente. Por cada kilo que sea tu peso, se deben consumir de 4 a 5 g. de carbohidratos.

Los ácidos grasos Omega 3, ayudan a llegar más rápido a los nutrientes a la fibra muscular. Pescado azul, aceite de linaza, son esenciales para una buena musculatura.

Fuente: vitonica