La actividad física contra el deterioro cognitivo

Según ha demostrado de forma reciente un estudio desarrollado por especialistas internacionales, y que se encuentra recogido en la revista especializadaStroke”, la posibilidad de realizar ejercicio regularmente en el caso de los adultos mayores, puede permitirles tener un 40% menos de riesgo de demencia vascular y hasta un 60% menos de chances de sufrir el deterioro de las habilidades mentales.

Hay que destacar, en este sentido, que los expertos definen a la demencia como la “una pérdida del funcionamiento cerebral que ocurre con ciertas enfermedades y que afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje, el juicio y el comportamiento”, y si bien existían algunas conductas recomendadas para evitar su aparición, el realizar distintas actividades para ser la solución más segura en estos casos.

De hecho, una de las consecuencias directas más importantes de una problemática de este tipo, son los ACV, que se han vuelto muy famosos en estos últimos años, y que se producen cuando existe un bloqueo del riego sanguíneo en cualquier parte del cerebro, al que también se le denomina infarto. Pues bien, si no quieres sufrir un problema de este tipo, lo mejor que puedes hacer es realizar actividad física.

Incluso, el deporte y las demás actividades serían funcionales a la necesidad de evitar la aparición de los denominados “multinfartos”, que se producen cuando varias partes del cerebro se encuentran afectadas por estas faltas de irrigación. Con el paso del tiempo, estos inconvenientes terminan traduciéndose en la aparición del deterioro cognitivo.

En la mayoría de los casos, y si bien estos problemas en el cerebro suelen aparecer entre los 55 y 75 años, y afectan con mayor frecuencia a los hombres que a las mujeres, se recomienda a todas las personas mayores a 20 años que realicen actividad física de forma continuada, durante al menos cinco días a la semana, por espacio de media hora.