El impacto inmediato de la actividad física

Aunque siempre hablamos de los beneficios que la actividad física provee a aquellas personas que la realizan de forma constante en el tiempo, tampoco podemos dejar de lado el aspecto positivo que este tipo de prácticas tiene para quienes hace poco tiempo que las llevan a cabo, algo que traemos gracias a los recientes estudios desarrollados por un grupo de expertos pertenecientes al Colegio de Medicina Baylor.

En concreto, una investigación llevada adelante por especialistas del Centro de Investigación de Medicina de esta unidad, ha permitido saber que la actividad física provee bienestar a la persona que la realiza de forma totalmente inmediata, ya que incluso le reporta una idea del bienestar tanto corporal como potencial mental que se tiene, lo que es sin dudas maravilloso.

John Foreyt, profesor de medicina y director de Comportamiento de esta unidad, ha mencionado que “usted se siente lleno de energía después de un paseo enérgico. Aquel sentimiento puede levantar su espíritu a lo largo del día y puede ayudarle a llevar una dieta más sana, hacer su trabajo más eficazmente y realzar su humor total”, por lo que no todos los cambios directos deben ser físicos específicamente.

“La actividad física regular es uno de los comportamientos más importantes que podemos hacer para mejorar nuestro estado físico total y salud mental” cerró al respecto este especialista, siendo una más de las voces que demuestran hasta qué punto lo más difícil del tener una rutina de entrenamiento, o actividad física, no es comenzar la misma, sino mantenerse y multiplicar estos resultados beneficiosos.

Como muchos otros, también, este experto ha asegurado que para tener un rutina lo suficientemente beneficiosa de actividad física, es suficiente con sólo caminar cerca de 30 minutos, unos cinco días a la semana, lo que nos ofrece la posibilidad de luchar de forma sólida contra problemas cardiovasculares, y otras tantas enfermedades.