El fútbol puede ser malo para el corazón

argentina-alemania-mundial.jpgEsta vez no se analizaron los jugadores, sino los simpatizantes. Algunos han llegado a caerse muertos en los estadios de fútbol y muchos otros han sido diagnosticados luego de mirar el partido. El fútbol sigue siendo la pasión de multitudes y muchos comentaristas anticipan que el partido que se viene no es apto para cardíacos. Habrá que prestar atención a esta advertencia.

Diversos ensayos médicos estudiaron los efectos de los partidos de fútbol de la Copa del Mundo del 2006, los expertos concluyeron que, para los hombres alemanes, el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o algún otro problema serio en el corazón era más de tres veces superior los días en que jugaba su equipo. Mientras que para las mujeres, ese peligro era un 82 por ciento mayor cuando su seleccionado disputaba algún encuentro.

Las emergencias cardíacas generalmente se producían dentro de las dos horas posteriores al inicio de un partido, halló el equipo del doctor Ute Wilbert-Lampen, de la Universidad Ludwig-Maximilians en Munich.

“Mirar un partido de fútbol estresante aumenta más de dos veces el riesgo de sufrir un episodio cardiovascular agudo”, escribieron los autores en el informe publicado en New England Journal of Medicine.

Para medir el impacto, el equipo observó 4.279 registros médicos de los siete días en los cuales jugó el conjunto alemán, los 24 días en que tuvieron lugar los encuentros que jugaron otros países y otros 242 días cualesquiera de los años 2003, 2005 y 2006.

“Seis de los siete partidos en los cuales participó el equipo alemán se relacionaron con un aumento en el número de emergencias cardíacas por encima de la cantidad registrada durante el período de control”.

La mayor cantidad de episodios cardíacos se produjo durante el encuentro que el 30 de junio del 2006 Alemania le ganó a Argentina por los cuartos de final de la Copa del Mundo, tras una tensa definición por tiros desde el punto del penal.

El siguiente partido, en el que Alemania perdió con Italia en las semifinales, produjo casi el mismo número de ataques cardíacos que el disputado contra el seleccionado argentino.

En el encuentro por el tercer puesto que los alemanes perdieron por 3 a 1 contra los portugueses no se registraron aumentos en los problemas cardíacos.

Los episodios cardíacos por estrés durante un evento deportivo no estarían relacionados con el resultado del encuentro, sino con la intensidad y la ansiedad experimentada durante la visualización del partido.

Los expertos sugirieron que los médicos deberían considerar la prescripción de mayores dosis de algunos medicamentos para el corazón y brindar a los hinchas con enfermedad cardíaca algunas terapias conductuales para lidiar con el estrés cuando se aproxima un evento deportivo potencialmente intenso.

Vía Asteriscos