El CaniCross

Existen modalidades deportivas realmente variadas en todo el mundo, y una de las que si bien se han consolidado en el resto de Europa, no ingresaron a España sino hasta los últimos días, es la denominada CaniCross, que consiste básicamente en correr con un perro atado a la cintura con un cinturón y una línea de tiro que va hasta el arnés del perro, y que nos permite en muchos casos, de forma amateur, realizar actividad física junto a nuestra mascota.

La idea del caso es que este deporte, introducido en España hace aproximadamente 10 años, y que actualmente cuenta con un circuito profesional y todo, ayude a la relación entre el amo y la mascota, además del conocimiento de los esfuerzos que uno está dispuesto a realizar por el otro, y la preparación física conjunta, una de las etapas más importantes de todo el tiempo preparativo.

Esta disciplina, que a nivel federativo, depende de la Federación de Deportes de Invierno, tiene algunas características principales, como que casi siempre se desarrolla sobre tierra, aunque en algunos países nórdicos, donde los animales se encuentran más adaptados a las bajas temperaturas, se pueden desarrollar en nieve sin demasiadas dificultades, más que las físicas.

Se trata de un deporte más bien económico, ya que para practicarlo sólo necesitas un arnés especial de tiro para el perro, y resaltamos éstos porque nunca debes utilizar los arneses de paseo. Además, al equipo debes agregarle una línea de tiro con amortiguador y un cinturón de CaniCross, que puedes conseguir en cualquier casa deportiva, y que sobresale por ser ancho, para proteger la espalda del corredor de los tirones del perro.

Si quieres realizar medianamente en serio este entrenamiento, en tanto, te recomendamos que busques un perro de más de un año para el CaniCross, medianamente educado, con necesidad de ejercicio físico, y con un peso entre los 20 y los 35 kilogramos.