Deportes extremos

Esta  modalidad de deporte, consiste en realizar una actividad deportiva con un componente de riesgo y peligro real para la persona que lo practica. Este componente de riesgo para los adeptos a estos deportes, es su principal aliciente, ya que esto genera al deportista la adrenalina necesaria para realizar este tipo de prácticas deportivas.

Para realizar deportes extremos, es  necesario tener una buena preparación física y una resistencia más elevada de lo normal, o de la que necesitaríamos para realizar cualquier otro tipo de deporte. La parte psicológica también es muy importante en estos deportes, ya que en ellos se pueden presentar situaciones inesperadas que el deportista tiene que saber sobrellevar, esto hace que mentalmente también sea necesario estar muy bien preparado y ser fuerte ante cualquier adversidad.

En estos tipos de deportes, los podemos encontrar en distintas formas, como por ejemplo: escalada, surf, barranquismo, descenso en ríos, paracaidismo, salto base, parapente, snowboard, salto con pértiga, y infinidad de estilos distintos de deportes extremos, que nos podemos encontrar y practicar cuando nos veamos capaces de hacerlo.

La complejidad que poseen estos deportes, lo hacen más atractivo para los deportistas, ya que estos quieren ponerse al límite para ver cuáles son sus posibilidades reales, y darse cuenta hasta donde pueden llegar, o como se comportarán en distintas situaciones de peligro real. todo esto combinado con las sensaciones que se puedan sentir realizando estos ejercicios, han hecho que tengan cada día más aficionados a estos deportes, ya que los seres humanos, muchas veces, queremos realizar lo prohibido y las tentaciones que puedan producir estas prácticas son muy grandes.

Fuente: deportes extremos