Cómo armar tu gimnasio

salud-cinta-correr.jpgHoy nos bombardean las publicidades de aparatos y equipos para armar tu propio gimnasio. Lo cierto es que muchos suelen comprar por lo que vemos en televisión y no siempre es el adecuado. Por experiencia propia, puedo decirte que tenía bajo mi cama una especie de esquí plano… servía para caminar como si estuviera en la nieve y se movía con tu propio peso, siempre pensando en el entrenamiento previo a la temporada de esquí. Para que a vos no te suceda lo mismo, toma en cuenta estos pequeños consejos:

  • Definir tu meta: para que quiero tener un aparato en casa, para estar en forma o para adelgazar haciendo ejercicios aeróbicos.
  • Analiza el espacio disponible: un aparato grande es difícil de manipular y de ubicar. Que sirva para hacer ejercicios, no compres un aparato para hacer pesas y luego terminarás usándolo de perchero.
  • Prueba los aparatos antes de comprarlo: evita la compra por teléfono, a menos que conozcas bien el producto y lo hayas probado en algún gimnasio. Si estás casado o en pareja intenta comprar algún aparato que pueda ser útil para todos.