Cafeína. ¿Bendición o maldición?

cafe.jpgLa cafeína es una ingrediente común de nuestra dieta y también la droga más consumida del mundo. Sin embargo, algunos expertos advierten de las consecuencias negativas que pueden entrañar su uso continúo y sobre todo su abuso, mientras que otros aseguran que no sólo es inocua sino muy saludable. Entonces, ¿qué es, una bendición o una maldición?. Vamos a aclararlo.

La cafeína es un alcaloide (trimetilxantina) que se halla fundamentalmente en el café y en el té. Una vez en el cuerpo la cafeína eleva la presión sanguínea, estimula los riñones y el sistema nervioso central y aleja temporalmente la fatiga.

Pero, ¿cómo funciona?

  1. La cafeína estimula el sistema nervioso central y acelera la respuesta nerviosa y psicológica, lo cual reduce el tiempo de reflejo de acción y activa el funcionamiento cardíaco.
  2. La hipótesis más convencional es que la cafeína aumenta los niveles de hormonas tales como la epinefrina y norepinefrina, conocidas también como catecolaminas. Éstas promueven la utilización de la grasa como fuente principal de energía y el resultado es que preservan el glucógeno muscular, permitiendo por consiguiente prolongar el esfuerzo y retrasar la aparición de fatiga.
  3. Facilita la liberación de calcio de sus depósitos hacia las células musculares, permitiendo con ello la estimulación de la contracción muscular de forma más eficaz. Este efecto puede contribuir a incrementar la fuerza y la potencia en actividades de corta duración.

Según algunos estudios, tiene efectos diuréticos, ya que activa la eliminación de fluidos y además también posee efectos termogénicos. Sin embargo, otros estudios más recientes desmienten lo anterior, por lo menos en personas sanas, pero hallaron que los bebedores de café eran menos proclives al Parkinson.

Los investigadores de Harvard aseguran que descubrieron que las personas que tomaban de cuatro a cinco tazas de café reducían en un 30% el riesgo de contraer diabetes. Asimismo otros científicos alemanes aseguran haber identificado en el café una sustancia que protege contra el cáncer de colon y otro estudio griego afirma que beber café con moderación protege contra las enfermedades del corazón.

En resumen, si no teneis problemas de salud no parece que el consumo de café os lo vaya a producir, pero si ya sufrís problemas cardíacos, de riñón o de hipertensión, lo más prudente es consultar con vuestro médico.

Ante todo, siempre consumir con moderación.

Ir arriba